Monasterios de
Catalunya

Beatas
Jerónimas

Monasterio de Sant Maties / Santa Margarida / Las Jerónimas
< anterior Inicio Catalunya Barcelonès Barcelona siguiente >
català
cercador contacto facebook

Barcelonès

1.- El beaterio (beguinas)

En el entorno de la actual plaza del Pedró de Barcelona se habían fundado dos instituciones asistenciales, el hospital de Santa Maria dels Malalts, después conocido como Santa Margarida de los Mesells o Sant Llàtzer, fundado en época del obispo Guillem de Torroja (1144-1171) y el Hospital de Sant Macià o de Vilar, fundado por el canónigo del mismo nombre. En 1401 varias instituciones hospitalarias, entre ellas las dos mencionadas, fueron fusionadas dando paso al que sería Hospital de la Santa Creu. Por este lugar pasaba una importante vía de comunicación, activa ya en época romana y que comunicaba la ciudad con el Llobregat y Tarragona, en dirección a poniente. El espacio era el idóneo para este tipo de centros de asistencia, especialmente los leprosos (mesells), de ahí la advocación a san Lázaro que tomó la capilla de uno de los hospitales.

Sant Maties
Fachada del monasterio de Sant Maties, plaza del Pedró
Imagen cedida por el Arxiu Gavín del Monestir de les Avellanes


Sant Maties
Planta del monasterio de las Jerónimas, el 1858
Según Miquel Garriga i Roca. "Quarterons", núm. 51 (detalle)
Arxiu Històric de la Ciutat, Barcelona

Sant Maties
Interior de la iglesia de las Jerónimas. 1870
Imagen cedida por el Arxiu Gavín del Monestir de les Avellanes


Está documentada la existencia de una comunidad de mujeres vinculada al hospital de Santa Margarida, sobre todo a partir de la llegada de Brígida Terrera (o Terrés). El 1426, ésta recibió un legado familiar consistente en una suma de dinero y una renta anual, lo que le permitía mantener las pocas mujeres que, con ella, participaban en la atención de los enfermos. El 1448, Brígida pidió ayuda al Consejo de Ciento y en ese documento se mencionaba la antigüedad de la institución que fijaba en más de cien años, lo que situaría la fundación de aquel primer beaterio a mediados del siglo XIV. Se cree que en ese momento fundacional una mujer se retiró en una casa entregada por su padre, junto al hospital, a la que se añadiría alguna mujer más. A finales del siglo XIV se menciona una tal Sancha, beguina, beneficiaria de donaciones significativas realizadas por Juan I y las reinas Violante de Bar y María de Luna. Se considera esta Sancha compañera de santa Brígida en Roma, y ​​que a la muerte de esta última (en 1373) se habría establecido en Barcelona trayendo consigo algunas reliquias de la santa.

Sant Maties
La capilla de Sant Llàtzer, anexa al hospital de Santa Margarida

Tras la muerte de Sansa (c 1401) otras mujeres se ocuparon de la casa, una comunidad muy reducida y no reglada que se menciona con el nombre de beatas, beguinas o reclusas. Brígida Terrera habría llegado al beguinaje hacia el 1418 y durante su época este creció en número (eran conocidas popularmente como las terreras), entre ellas su madre, viuda. La muerte de Brígida, el 1471, no ayudó a la deteriorada situación económica de la casa, falta de ingresos suficientes para su propio mantenimiento ni tampoco para la labor asistencial, esta situación seguramente llevó a plantear su regularización como casa monástica, algo que hasta ese momento no había hecho. Las beguinas eligieron la orden de San Jerónimo y su regla de San Agustín.

Sant Maties
Ábside de la capilla de Sant Llàtzer

2.- El monasterio jerónimo

En 1475 las monjas profesaron, convirtiéndose en adelante en una comunidad jerónima. De acuerdo con el Hospital de la Santa Creu, en 1484 la comunidad se trasladó al antiguo albergue de Sant Macià (san Matías), continuando su labor de asistencia. Poco a poco se fueron adaptando a la nueva situación, convirtiéndose en un monasterio jerónimo regular, abandonando las tareas asistenciales para dedicarse exclusivamente a la vida contemplativa. En 1492 esta casa participó en la fundación del monasterio de Santa Isabel de Palma de Mallorca. Tras el concilio de Trento, las jerónimas tuvieron que adaptarse a las nuevas normas, no sin algunos conflictos con las autoridades eclesiásticas, particularmente en lo relativo a la clausura.

Sant Maties
El monasterio después de la Semana Trágica
Imagen de xcaballe, en flikr

Durante el siglo XVIII se llevaron a cabo diversas obras de mejora en el monasterio, que con el paso del tiempo había quedado afectado en sus estructuras y algunas dependencias amenazaban ruina. En 1654 se trasladaron los restos de Brígida Terrera desde la antigua casa de Santa Margarida a Sant Maties. San José Oriol (1650-1702) mantuvo una especial relación con este monasterio, donde había profesado una prima suya. Otra monja del monasterio, Ignacia de Masdeu, protagonizó uno de los milagros atribuidos al santo y que permitieron su beatificación. La casa sufrió los efectos de la guerra de Sucesión, con exclaustraciones temporales y dejándola en decadencia material. Después de una cierta recuperación que permitió efectuar algunas obras de restauración, la guerra de la Independencia reprodujo la fuga de las monjas y nuevos destrozos.

Durante el Trienio Liberal (1820-1823) la iglesia tomó funciones parroquiales, mientras la comunidad expulsada se refugiaba temporalmente en Sant Boi de Llobregat. En 1835 las monjas fueron exclaustradas de manera paralela a los otros establecimientos monásticos, momento en que se procedió a la reorganización parroquial de la ciudad estableciendo la nueva parroquia del Carme pensando en la iglesia del gran convento carmelita cercano, pero a causa de su total destrucción, se trasladó la advocación del Carmen a la iglesia de Sant Maties de las jerónimas.

Sant Maties
Milagro de San José Oriol con Ignàsia de Masdeu, monja jerónima de Barcelona

Sant Maties
La iglesia después de la Semana Trágica (1909)
Tarjeta postal. Colección particular
Sant Maties
El monasterio después de la Semana Trágica
Imagen de xcaballe, en flikr

La comunidad regresó en 1845, recuperando el monasterio pero manteniendo las funciones parroquiales y la advocación a la Virgen del Carmen. El golpe definitivo a esta casa llegó en 1909, durante la Semana Trágica fue asaltado y saqueado dejándolo en ruinas y perdiendo también todos los bienes muebles, altares, imágenes, archivo... a causa de su estado, la comunidad no pudo regresar jamás y tampoco pudieron hacer uso de los terrenos que en buena parte habían pasado a manos de obispado que hizo construir una nueva iglesia parroquial, inaugurada en 1913.

En 1913 se consagró la capilla de un nuevo monasterio en la calle Iradier, en Sarrià, y en 1927 la nueva iglesia monástica. La actividad volvió a quedar interrumpida en 1936 cuando las monjas se vieron obligadas una vez más a huir y dispersarse hasta que en 1939 se pudieron reunir en ella de nuevo. En 1971, el mal estado de los edificios y las dificultades económicas para adaptarlo a las nuevas normas conciliares, hicieron pensar en un nuevo desplazamiento para ir al Casal de Bellesguard, en la falda del Tibidabo. El arquitecto Jordi Bonet se encargó de la construcción del nuevo monasterio, obra que comenzó en 1978 y que fue inaugurada en 1980. La comunidad jerónima todavía reside ahí en la actualidad.

Sant Maties
La iglesia después de la Semana Trágica
Tarjeta postal. Colección particular
Sant Maties
Galería del claustro después de la Semana Trágica
Fotografía publicada en Ilustració Catalana

Sant Maties
El monasterio después de la Semana Trágica
Fotografía publicada en Ilustració Catalana
Sant Maties
La iglesia después de la Semana Trágica
Fotografía publicada en Ilustració Catalana
Sant Maties
El solar del convento después de su derribo

Sant Maties. El Carme
La actual iglesia del Carme

Sant Maties. El Carme
La actual iglesia del Carme

Sant Maties. El Carme
La actual iglesia del Carme


Sant Maties
Superposición del monasterio con el plano actual de la zona
Sant Maties
Plano actual de la zona

Sant Maties
El monasterio de Sarrià, activo entre 1913 y 1980, ahora desaparecido


Sant Maties. Bellesguard
Iglesia del actual monasterio de Bellesguard

Sant Maties. Bellesguard
Interior de la iglesia actual

Sant Maties. Bellesguard
Imagen de la Virgen


 

Sant Maties. Bellesguard
Sant Maties en la ladera del Tibidabo

 

Bibliografía
- ALEMANY, Pilar de (1982). Síntesi històrica del monestir de Sant Maties de monges jerònimes de Bracelona. Barcelona: Mon. De Sant Maties
- BOTINAS, Elena; CABALEIRO, Julia; DURAN, Maria dels Àngels (2002). Les beguines. La Raó il·luminada per Amor. Barcelona: Pub. Abadia de Montserrat
- CASTEJÓN, Nativitat (2007). Aproximació a l’estudi de l’Hospital de la Santa Creu de Barcelona. Barcelona: Fundació Noguera
- NADAL, Francisco (1815). Vida del Beato Doctor Josef Oriol. Barcelona: J.I. Jordi
- PAULÍ MELÉNDEZ, Antonio (1941). Efemérides históricas del Real Monasterio de San Matías (monjas jerónimas) de Barcelona
- PI Y ARIMON, Andrés Avelino (1854). Barcelona Antigua y moderna, descripción e historia de esta ciudad desde su fundación hasta nuestros días. Barcelona: Imp. Tomás Gorchs
- SOLÀ, Fortià (1933). La parròquia de Nostra Senyora del Carme de Barcelona. Barcelona: Ed. Balmes
- VERGÉS I FORNS, Tomàs (1987). Les jerònimes de Barcelona i la seva història (1475-1980). Barcelona: Monestir de Sant Maties

Enllace
- Monasterio de Sant Maties
- Claustra

Situación:

1 - El lloc ara está ocupado por la parroquia del Carme.
Se encuentra en el cruce de las calles de Sant Antoni y Bisbe Laguarda,
este último abierto al derribar el monasterio de las Jerónimas
2 - El monasterio de Sarrià
3 - Monasterio actual, Bellesguard

Sant Maties
Situación del monasterio en la Barcelona
de comienzos del siglo XVIII

Baldiri B. - Febrero de 2007 / Actualizado diciembre de 2016