Monasterios de
Catalunya
    Comunidades canonicales. Canónigos agustinianos
Órdenes
català
buscador contacto facebook

Órdenes
 

Los primeros testimonios de comunidades canonicales son muy antiguos, se sabe que San Agustín (354-430) había organizado núcleos monásticos con clérigos de la diócesis de Hipona, de la que era titular desde el 395, incluso tal vez existirían desde antes de su nombramiento. Estas comunidades se habrían extendido por la Península en época visigótica y el IV concilio de Toledo (633) ya trató esta cuestión, estas casas estarían formadas por los clérigos que mantenían vida comunitaria (en grados diferentes) y que se desarrollaron alrededor de las sedes episcopales, este sistema se mantendría con variantes hasta la invasión sarracena.
 


 

(*) Esta página trata de las comunidades de canónigos regulares en general y también de las agustinianas, seguidoras de la Regla de San Agustín. Para consultar algunas de las otras ramas y órdenes de tipo canonical véase las páginas específicas:


Canónigos
aquisgranenses

Antonianos

Santo Sepulcro

Premonstratenses

San Rufo


Comunidad de canónigos
Detalle de la Fundación de la canónica de Saint-Martin-des-Champs
Manuscrito iluminado (1225-1275)
Bibliothèque nationale de France

Saint-Martin-des-Champs

Comunidades canonicales agustinianas de Catalunya
Canónigos agustinianos
Canonesas agustinianas
Canónigos agustinianos
(antes aquisgranenses)
Canónigos agustinianos
(antes de San Rufo)
C Canónica catedralicia
TO Trasladada (origen)
TD Trasladada (destino)
Canínigos
Sant Nicolau de Calabuig (Alt Empordà)
Santa Maria de Lledó (Alt Empordà)
Santa Maria de l'Om (Alt Empordà)
Canònica de Peralada (Alt Empordà)
Santa Maria del Roure (Alt Empordà)
Santa Maria de Vilabertran (Alt Empordà)
Sant Salvador de Coquells (Alt Empordà)
Santa Maria de Castellbò (Alt Urgell)
Santa Maria d'Organyà (Alt Urgell)
Santa Maria de la Seu d'Urgell (Alt Urgell) C
Sant Miquel de la Seu d'Urgell (Alt Urgell)
Santa Maria de Lavaix (Alta Ribagorça)
Sant Andreu de Barravés (Alta Ribagorça)
Sant Jaume de Calaf (Anoia)
Sant Vicenç de Cardona (Bages)
Santa Maria de l'Estany (Bages)
Santa Maria de Caselles (Bages)
Santa Maria de Manresa (Bages)
Sant Miquel d'Escornalbou (Baix Camp)
Santa Maria d'Ullà (Baix Empordà)
Santa Eulàlia del Camp (Barcelonès)
Santa Maria de Lillet (Berguedà)
Sant Jaume de Frontanyà (Berguedà)
Sant Pere d'Alp (Cerdanya)
Santa Maria de Talló (Cerdanya)
Sant Pere de Cubelles (Garraf)
Sant Vicenç de Garraf (Garraf)
Santa Maria de Puigpardines (Garrotxa)
Santa Martí Sacosta (Gironès)
Sant Vicenç de la Roca (Gironès)
Santa Maria de Roca-rossa (Maresme)
Sant Pere d'Àger (Noguera)
Sant Llorenç de la Roca (Noguera)
Sant Miquel de Montmagastre (Noguera)
Canònica de Balaguer (Noguera)
Santa Maria de Castelló de Farfanya (Noguera)
Santa Pere de Ponts (Noguera)
Santa Maria de Meià (Noguera)
Sant Tomàs de Riudeperes (Osona)
Santa Maria de Lluçà (Osona)
Canónigos
Santa Maria de Manlleu (Osona)
Sant Salvador de Bellver (Osona)
Sant Llorenç del Munt (Osona)
Sant Esteve i Santa Maria de Centelles (Osona)
Santa Maria de Mur (Pallars Jussà)
Santa Llúcia de Mur (Pallars Jussà)
Sant Miquel de Cellers (Pallars Jussà)
Santa Maria de Covet (Pallars Jussà)
Santa Maria de Senterada (Pallars Jussà)
Sant Genís de Bellera (Pallars Jussà)
Santa Maria de Valldeflors (Pallars Jussà)
Santa Maria d'Àneu (Pallars Sobirà)
Santa Maria d'Olives (Pla de l'Estany)
Sant Joan de les Abadesses (Ripollès)
Santa Maria de Guissona (Segarra)
Sant Pere dels Arquells (Segarra)
Santa Maria l'Antiga de Lleida (Segrià)  C
Sant Pere Cercada (Selva)
Santa Maria de Solsona (Solsonès)
Santa Tecla de Tarragona (Tarragonès)  C
Sant Salvador d'Arraona (Vallès Occidental)
Santa Maria de Terrassa (Vallès Occidental)
Sant Fruitós de Castellterçol (Vallès Oriental)
Sant Celoni (Vallès Oriental)


Canonesas
Sant Bartomeu de Bell-lloc (Alt Empordà) TO
Sant Bartomeu de Peralada (Alt Empordà) TD
Sant Cristòfol de Manresa (Bages)
Sant Miquel i Santa Llúcia de Rajadell (Bages)
Sant Joan de l'Erm (Baix Llobregat)
Santa Maria de Montalegre (Barcelonès) TD
Santa Maria de Montalegre (Maresme) TO
Santa Margarida Sescorts (Osona) TO
Santa Margarida de Vic (Osona) TD
Sant Nicolau del Castell de Camprodon (Ripollès)
Santa Caterina de Cervera (Segarra)
Santa Magdalena i Santa Margarida de Castellbisbal (Vallès Occidental)
 

 


Alt Urgell, Alta Ribagorça, Noguera, Pallars Jussà y Pallars Sobirà

Alt Empordà, Baix Empordà, Garrotxa, Gironès, Osona, Pla de l'Estany, Ripollès y Selva

Aunque las comunidades canonicales mantenían diferencias considerables entre unas y otras, hay unos rasgos que sin ser universales se pueden considerar característicos. Por un lado hay que tener presente el hecho de que los canónigos eran clérigos y como tales, además de la vida común también practicaban la cura de almas y se encontraban al frente de parroquias, lo que no ocurría con los monjes, que no debían ser clérigos y llevaban una vida esencialmente contemplativa. Otro rasgo es la posibilidad de mantener bienes privados por parte de sus miembros, punto que fue muy discutido y objeto de reformas para limitarlo, o eliminar. Algunas comunidades canonicales asistían directamente las necesidades de los fieles con tareas diversas como por ejemplo, tener cuidado de hospitales.

Vilabertran
Claustro de la canónica de Vilabertran

Santa Maria de Mur
Canónica de Santa Maria de Mur

Aparte de las canónicas masculinas, con el tiempo también se fueron creando en Catalunya algunas comunidades de canonesas que mantenían diferencias considerables con las de canónigos por el hecho de llevar una vida especialmente contemplativa y no estar representadas en las sedes episcopales.
 

Dentro de esta rama del monaquismo y en transcurso del tiempo se han ido diferenciando diferentes divisiones a modo de órdenes, seguidoras de costumbres o reglas varias: en Catalunya tuvieron presencia los aquisgranenses, agustinianos, de San Rufo, premonstratenses, antonianos , Santo Sepulcro... pero en otros territorios, además de estas, también surgieron otras congregaciones diferentes como San Víctor, Arrouaise y muchas otras, incluso en época moderna. En algunos casos y sobre todo antes de Aquisgrán es difícil averiguar si una u otra comunidad era seguidora de una regla concreta o si mantenía usos y costumbres propios.
 

Sant Agustí
San Agustín
Ilustración de Figures pour l'Histoire des ordres monastiques,
religieux et militaires
(Helyot, s. XVIII)
Canonge
Canónigo
Ilustración de Figures pour l'Histoire des ordres monastiques,
religieux et militaires
(Helyot, s. XVIII)
Canonge
Canonesa de San Víctor
Ilustració de Figures pour l'Histoire des ordres monastiques,
religieux et militaires
(Helyot, s. XVIII)

Santa Maria de Lluçà
San Agustín entronizado
Mural de la canónica agustiniana de
Santa Maria de Lluçà (Osona)


Canónigos aquisgranenses
Sant Pere d'Àger
Sant Pere de Àger
Sant Feliu de Girona
Sant Feliu de Girona
Página de los
aquisgranenses

A mediados del siglo VIII el obispo Crodegang de Metz confeccionó una regla de uso para los canónigos de su catedral, aquellas disposiciones serían adoptadas en la época de Luis el Piadoso para todo el Imperio Carolingio en el concilio de Aquisgrán del 816, las comunidades seguidoras de esa regla son conocidas como canónicas aquisgranenses. Aquellas disposiciones se extenderían de una manera heterogénea por las canónicas catedralicias catalanas debido a su sumisión al imperio carolingio pero también se fundarían otras canónicas fuera de las sedes episcopales con la misma regla, que se consideran de carácter más monástico y regular.


Canónigos agustinianos

Escornalbou
Sant Miquel de Escornalbou

Roca-rossa
Santa Maria de Roca-rossa

A finales del siglo XI y durante el siguiente hay una ola de regularización de los capítulos de canónigos en las diferentes catedrales introduciendo la llamada Regla de San Agustín en detrimento de la aquisgranense considerada demasiado laxa. Al mismo tiempo, las nuevas fundaciones pasan a hacerse bajo esta regla agustiniana quedando las canónicas aquisgranenses en curso de desaparición, o cuando menos, residuales. A menudo es difícil de dilucidar qué regla se utiliza en un establecimiento determinado dado que es característica la diferencia entre un lugar y otro, con añadidos de diverso tipo efectuados sobre una base inspirada en los escritos de san Agustín elaborados muchos años antes para uso de algunas comunidades que le eran próximas.

Además, muchas comunidades tenían normas propias, como las episcopales que detallaban la participación de los canónigos en la administración de la diócesis y la elección del obispo. Esta situación se vio favorecida por la falta se sometimiento a controles superiores en cuanto al seguimiento de las costumbres y la no celebración regular de capítulos generales que habían de dar más uniformidad a los diferentes establecimientos, como ocurrirá con las órdenes que se fundarán más adelante, mucho más regulados.

Santa Maria de Lluçà
Santa Maria de Lluçà

Sant Joan de les Abadesses
Sant Joan de les Abadesses


Canónigos de San Rufo
Sant Ruf
Canónigo de San Rufo
Ilustración de Figures pour l'Histoire des ordres monastiques,
religieux et militaires
(Helyot, s. XVIII)

Sant Ruf
Saint-Ruf de Aviñón

Página de
San Rufo

Una de las variantes o reformas de las comunidades canonicales tuvo lugar el 1039 en Aviñón cuando cuatro canónigos de su catedral pidieron constituir una comunidad independiente, seguidora también de la regla agustiniana. Se les cedió una iglesia abandonada dedicada a Saint-Ruf situada en los alrededores de la ciudad. Inicialmente la nueva comunidad mantuvo vínculos con la catedral pero pronto adquirió prestigio propio y su influencia se manifestó en la larga lista de casas que dependían de ella y en los canónigos venidos de todas partes que ingresaban para instruirse. A finales del siglo XI el papa Urbano II reconocería oficialmente la orden. Esta institución con sede primero en San Rufo de Aviñón y desde el 1158 en Valence tendría una fuerte expansión en la actual Francia pero también llegó a tierras catalanas (catedral de Tortosa, Santa Maria de Besalú ...)


Canónigos del Santo Sepulcro
Sant Sepulcre de Jerusalem
Fachada del Santo Sepulcro de Jerusalén

Sant Sepulcre de Peralada
Sant Sepulcre de Peralada

Página del
Santo Sepulcro

Se trata de una orden de tipo canonical y militar fundado en Jerusalén en el marco de la Primera Cruzada y la toma de Jerusalén, en el año 1099. Godofredo de Bouillon, uno de los jefes de aquella empresa, se erigió en protector de los lugares sagrados y esta orden fue creada para el cuidado de la iglesia del Santo Sepulcro y los otros centros de devoción de aquel territorio recién conquistado. En su organización interna la comunidad de canónigos seguía la Regla de San Agustín.

Además de Tierra Santa, la orden se extendió por Occidente donde también se estableció en tierras catalanas a partir del 1226 con la protección de Ramón Berenguer III y de Alfonso I de Aragón, quien los benefició en su testamento. En la península, además de la casa de Santa Anna de Barcelona y sus prioratos, tuvo en Calatayud uno de sus centros más importantes.


Canónigos premonstratenses

Premonstratenc
Religioso premonstratense
Ilustración de Figures pour l'Histoire des ordres monastiques,
religieux et militaires
(Helyot, s. XVIII)
Bibliothèque nationale de France

Bellpuig de les Avellanes
Bellpuig de les Avellanes
Página de los
premonstratenses

La orden canonical los premonstratenses fue una de las que aparecieron en Europa inspirados en los canónigos aquisgranenses y surgidos a raíz de la reforma del clero de mediados del siglo XI. Esta orden fue fundada por San Norberto, personaje de origen alemán que con el apoyo de los papas Gelasio II y Calixto II desarrolló una amplia labor evangelizadora, fue llamado por el obispo de Laon para dirigir la restauración espiritual de su diócesis, lo que finalmente derivaría en la fundación de la abadía de Prémontré (Aisne) el 1120, donde se reunieron sus seguidores adoptando la Regla de San Agustín y dando origen a los premonstratenses.


Antonianos

Sant Antoni Abat
Sant Antoni Abat de Barcelona

La Lande
Saint-Antoine de La Lande (Poitou-Charentes)

Página de los
antonianos

Los canónigos hospitalarios de San Antonio fueron fundados en Francia a raíz de una promesa hecha a san Antonio Abad para la curación de un caso de enfermedad de ergotismo (conocida como fuego de San Antonio). Se trataba de una congregación de laicos que tenía cuidado de un hospital para tratar estos enfermos que el 1218 fue reconocida como orden y era seguidora de la Regla de San Agustín. Se extendió en diversos lugares y llegó a Catalunya donde mantuvo casas hasta su extinción en 1791.


También hay que mencionar que en Italia se habían fundado diversas comunidades de ermitaños que poco a poco se fueron organizando de acuerdo con las autoridades eclesiásticas y que se conocen Ermitaños de San Agustín, en 1244 el papa Inocencio IV los agrupó, dando pie a la creación de la orden mendicante (no canonical) de San Agustín.

A partir del siglo XIII se empiezan a encontrar episodios de secularización de las canónicas, es decir el abandono de la regularidad que obligaban las normas agustinianas. La asunción de cargos, beneficios y prebendas se generalizaron sobre todo en los centros de poder como las canónicas episcopales. Se fueron creando los capítulos catedralicios y las colegiatas. El papa Clemente VIII secularizó las canónicas regulares en 1592 a instancias de Felipe II, desapareciendo de hecho en Cataluña las comunidades canonicales de carácter monástico, algunas se convirtieron colegiatas (seculares) y los pequeños prioratos fueron suprimidos.

Santa Cruz de Coïmbra
Canónica de Santa Cruz, en Coimbra
Santa María de Arbas
Santa María de Arbas

Bibliografía:
- BECQUET, Jean; y otros (1989). Le monde des chanoines (XIe-XIVe s.). Fanjeaux: Privat
- HASQUENOPH, Sophie (2009). Histoire des ordres et congrégations religieuses en France du Moyen Âge à nos jours. Champ Vallon
- PLADEVALL, Antoni (1970). Els monestirs catalans. Barcelona: Ed. Destino
- VAN ETTE, Aloïs (1953). Les chanoines réguliers de Saint Augustin. Aperçu historique. Cholet: Farré et Freulon
 
Baldiri B. - Junio de 2015