Monasterios de
Catalunya

Capuchinos

Convento de Les Ermites de Girona
< anterior Inicio Catalunya Gironès Girona siguiente >
català
cercador contacto facebook

Gironès

Tras una petición hecha por parte de la ciudad de Girona, los capuchinos llegaron el año 1581 a esta ciudad y les fue ofrecida la ermita de la Mare de Déu de Gràcia que se levantaba en una colina. A su alrededor se levantaron varias construcciones, por lo que el lugar pasó a ser conocido como la Mare de Déu de les Ermites.

Ermites de Girona
El convento de Les Ermites a
Plan de la ville de Gironne et du campement de l'armée... (1653)
Bibliothèque Nationale de France


Pronto la capilla se hizo pequeña y el capítulo provincial de 1586 acordó su ampliación y también el aumento del número de celdas disponibles. Sin embargo, los capuchinos consideraban que el lugar no era adecuado para llevar adelante su tarea, sobre todo por el alejamiento de la ciudad y por la falta de agua. Es por eso que empezaron a hacer gestiones y buscar otro lugar en la misma ciudad donde establecerse, finalmente en el capítulo de 1623 se acordó levantar un nuevo establecimiento en el Mercadal, más cerca de la ciudad, la primera piedra fue puesta en 1624 y el lugar fue dedicado al Corpus Christi.

Ermites de Girona
El convento de Les Ermites en el mapa titulado
Provincia Cataloniae cum confinijs
(1649)
Institut Cartogràfic de Catalunya


Para la construcción del nuevo convento se utilizaron materiales procedentes de Les Ermires, que desmontó parcialmente. El nuevo convento fue inaugurado en 1628, trasladando el Santísimo de un lugar a otro. Pero debido a la devoción a la Virgen de Gràcia que se veneraba en el convento primitivo, no se abandonó del todo y los capuchinos mantuvieron una reducida comunidad, quedando como dependiente del Corpus Christi.

Ermites de Girona
El convento de Les Ermites (1) y el de Corpus Christi, en el Mercadal (2)
Carte manuscrite des environs de Gironne avec le plan de la ville (segle XVII)
Bibliothèque Nationale de France


En 1650 la ciudad de Girona sufrió un grave episodio de peste y el convento del Corpus Christi se vio afectado profundamente por ese hecho. Finalmente fue clausurado con la intención de trasladarse a Les Ermites, pero el asedio de la ciudad precipitó los acontecimientos y el lugar quedó en ruinas el año 1653. De vuelta a les Ermites, los capuchinos lo ampliaron considerablemente, inaugurando las nuevas construcciones en 1655. Debido a la Guerra de Sucesión y de su situación estratégica, el lugar fue convertido en fortín, mientras la comunidad pasaba a refugiarse en una casa de la ciudad (1707), finalmente se levantó un nuevo convento, dedicado a Sant Antoni de Pàdua, en el centro.

Ermites de Girona
El convento en Plan de Gironne et des attaques qui y furent faites pendant le siège de 1694 (1694)
Bibliothèque Nationale de France


Ermites de Girona
A la derecha el lugar de Les Ermites convertido en fortaleza militar en
Plan de Gironne et de ses environs (1823)
Bibliothèque Nationale de France


Bibliografía:
- BARRAQíER Y ROVIRALTA, Cayetano. Las casas de religiosos en Cataluña durante el primer tercio del siglo XIX. Barcelona: Imp. Fco. J. Altés, 1906
- BASILI DE RUBÍ. Un segle de vida caputxina a Catalunya. 1564-1664. Barcelona: Caputxins de Sarrià, 1977
 

Situación:

El convento se encontraba en una colina al sudeste del centro de la ciudad


Les Ermites de Girona

Baldiri B. - Diciembre de 2011