Monasterios de
Catalunya
Premonstratenses Monasterio de Santa Maria de Bellpuig de Les Avellanes
< anterior Inicio Catalunya Noguera Os de Balaguer siguiente >
català
buscador contacto facebook

Noguera

imágenes del monasterio

< monasterios imprescindibles... >

Origen

Santa María de Bellpuig de las Avellanes fue la primera abadía en Cataluña de canónigos premonstratenses, donde se seguía la regla de san Agustín.

Los inicios del monasterio están rodeados de puntos oscuros que hacen que sean discutibles. Tradicionalmente se considera que en 1149 Ramón Berenguer IV (conde de Barcelona entre 1131 y 1162), cedió al abad francés Esteban un lugar en el Priorat para que fundara el monasterio de Vallclara, en agradecimiento a la ayuda recibida en la toma de Tortosa a los sarracenos, en 1148.

Bellpuig de les Avellanes
El monasterio de Bellpuig de les Avellanes
Claustro
 
Virgen

Bellpuig de les Avellanes
Cabecera de la iglesia
Bellpuig de les Avellanes
Exterior del ábside central

Poco después de la fundación, el abad volvió a Francia y el resto de la comunidad reunida en torno a Joan de Organyà abandonó el lugar, posiblemente por inseguro, y se retiró al Monte Malet, en el lugar conocido como Bellpuig el Vell. En 1166 se erigió en comunidad premostratense, gracias a la ayuda de los condes de Urgell Ermengol VII y Dolça.

Por su parte en 1166 el señor de Bellpuig, Guillermo I de Anglesola, fundó en el lugar del actual monasterio, muy cercano a Bellpuig el Vell, una nueva casa premostratense. El mismo año, la intervención del abad de Casadieu (Occitania) hizo que se reunieran en Bellpuig los monjes que seguían la regla premostratense procedentes de los dos centros. Mientras, Joan de Organyà y algunos discípulos quedaron en Bellpuig Vell, donde murió en olor de santidad entre el 1192 y 1195, quedando aquel lugar como centro de devoción a su figura.

Bellpuig de les Avellanes
El monasterio de las Avellanes

Bellpuig de les Avellanes
El claustro
Bellpuig de les Avellanes
Capitel del claustro
Claustro

Desarrollo y esplendor

Desde sus inicios Bellpuig recibió bienes de la nobleza: Ermengol VII de Urgell hizo donación de la Iglesia de Santa María de Bonrepòs i la villa de Bellcaire, también dispuso que fueran enterrados aquí sus restos. Murió en 1184. Ermengol VIII, hijo del anterior, y Alfonso I el Casto, siguieron con las donaciones a la comunidad. Ermengol VIII aportó al monasterio la preciada reliquia de la sandalia de la Virgen, ahora perdida.

Un documento fechado en 1202, hace pensar que el cenobio estaba ocupado tanto por hombres como por mujeres, parece que en este mismo siglo las religiosas fueron trasladadas, probablemente al eremitorio de Nuestra Señora de Aguilar.

Bellpuig de les Avellanes
El claustro

Bellpuig recibió en 1224 el hospital de Sant Nicolau de Fondarella (el Pla d'Urgell) institución que había sido fundada en 1220 por Guillermo II de Anglesola. En este lugar estableció un nuevo monasterio, que se mantuvo hasta el siglo XVI como dependiente de Bellpuig. El siglo XIII está marcado por un periodo de máximo esplendor, las donaciones se sucedieron, incrementando su patrimonio.

Bellpuig de les Avellanes
La iglesia
Bellpuig de les Avellanes
El transepto con la capilla del Santíssim

La decadencia

A principios del siglo XIV se llevaron a cabo las grandes obras del cenobio, época que coincide con el estancamiento e inicio de la decadencia, que se prolongó y agravó con el tiempo. Sufrió los efectos de la Peste Negra. En 1350, la condesa Cecília, viuda de Ermengol X, hizo una donación al monasterio, que se encontraba en un estado lamentable y por respeto a su marido "que aquí descansa".

Entre el 1479 y 1547 se eligieron ocho abades comendatarios al frente del monasterio, lo que no ayudó nada a reponerse. Seguidamente se hicieron varios intentos de supresión de la comunidad. Entre el 1611 y 1616 el abad fue encarcelado pero logró mantener vivo el monasterio.

La decadencia era muy grave, y al inicio del siglo XVIII estaba casi en ruinas. Más tarde se detecta un resurgimiento, y el cenobio fue restaurado, tanto físicamente como en su vertiente espiritual, con abades de gran prestigio.

Santa Teresa de Balaguer
Planta de las Avellanes
Publicada por Gaietà Barraquer en
Las casas de religiosos en Cataluña durante el primer tercio del siglo XIX. Barcelona, 1906
Bellpuig de les Avellanes
Los edificios actuales levantados sobre el refectorio medieval

Última época de prestigio

En 1728 fue elegido el abad Daniel Finestres, el primero de los cuatro abades de prestigio que dieron un nuevo empuje al centro. Fue sucedido por Jaume Caresmar, Jaume Pascual y Josep Martí.

Santa Teresa de Balaguer
El monasterio el 1910, en la época de la llegada de los maristas
Fotografía: Arxiu del Monestir de Bellpuig de les Avellanes (AMBA)
Santa Teresa de Balaguer
Vista del monasterio el 1921
Fotografía: Arxiu del Monestir de Bellpuig de les Avellanes (AMBA)

La extinción

En 1810 el lugar fue abandonado con motivo de la invasión de los franceses. En 1813, a su regreso, los monjes encontraron el lugar devastado y lo empezaron a reconstruir. En 1835 el lugar fue confiscado y pasó a propiedad del Estado, que lo puso a la venta. Una vez extinguido el monasterio y con los monjes expulsados, sus bienes fueron perdiéndose, entre los cuales su importante biblioteca. En 1884 se alquiló a una comunidad de la trapa, que permaneció aquí hasta 1889.

En 1906 fue adquirido por el banquero Agustí Santesmases, el cual vendió en 1906, y por 15.000 pesetas, los sarcófagos del conde Ermengol X, los de los condes Àlvar I y su esposa Cecilia de Foix y el de Àlvar de Urgell. Las piezas fueron a parar a Nueva York, en The Cloisters del Metropolitan Museum of Art. Los restos de los personajes fueron enterrados en Vilanova de la Sal y devueltos a Bellpuig en 1967. También en 1906 fue vendida una imagen de la Virgen, que en aquel momento se veneraba en la sala capitular.

Desde 1910 existe un seminario y noviciado de los hermanos maristas, que restauraron el antiguo monumento, y ahora con servicios de hospedería.

Bellpuig de les Avellanes
Clave de un arco con un escudo condal
Bellpuig de les Avellanes
Lápida circular de mármol en honor del abad Jaume Caresmar,
historiador del monasterio
Bellpuig de les Avellanes
Hermanos maristas en el claustro del monasterio
Toma del hábito, 1921
Fotografía: Arxiu del Monestir de Bellpuig de les Avellanes (AMBA)

Los edificios

La parte más antigua del conjunto del monasterio es el claustro y el refectorio adyacente. El claustro es de planta rectangular con ocho arcos de medio punto en los lados más cortos, y once en los largos. Estan soportados por columnas dobles, además de unos pilares con cuatro columnas adosadas. La decoración de los capiteles es lisa en su mitad y muy simple en el resto, con un relieve plano en la mayoría de ellos. Habría situarlo en el siglo XII.

La sala capitular es del siglo XIII, pero ha sido muy modificada.

La construcción de la iglesia, que debería sustituir una anterior, fue impulsada por Ermengol X, hacia el 1303. Quedó inacabada, sólo con la cabecera, casi no tiene nave.

En el siglo XX se mejoraron mucho las dependencias anexas, pero hay que lamentar la pérdida de algún elemento medieval que se había conservado hasta entonces, aunque en muy mal estado.

Bellpuig de les Avellanes
Bellpuig el Vell, se considera que fue ocupado por el fundador Joan de Organyà
Bellpuig de les Avellanes
Exterior de la capilla del Santíssim,
abierta en el transepto

El panteón condal

El monasterio de Bellpuig de les Avellanes fue elegido por la dinastía condal de los Urgell como lugar de sepultura, hasta ese momento se habían utilizado otros lugares. Ermengol X había elegido el monasterio de Poblet como lugar de sepultura, pero más adelante modificó aquella elección en beneficio de Bellpuig. En 1299 Álvaro de Urgell, hermano del conde murió en Italia y su cuerpo fue depositado en Bellpuig de les Avellanes, hecho probado documentalmente. Desde entonces y hasta la muerte del conde (1314) se trabajó en un total de cuatro sepulcros. La identificación de algunas de las sepulturas condales es objeto de controversia, con opiniones muy diversas.

Sepulcro de Ermengol X y su esposa Dolça, o de Àlvar I y Cecília de Foix
Bellpuig de les Avellanes
Fotografía de Juli Vintró
Publicada por Gaietà Barraquer en
Las casas de religiosos en Cataluña durante el primer tercio del siglo XIX. Barcelona, 1906
Bellpuig de les Avellanes
El sepulcro en la su actual ubicación en
The Cloisters, Nueva York
Fotografía de IslesPunkFan, en Flickr
Bellpuig de les Avellanes
Estado actual de la hornacina

- El sepulcro de Àlvar de Urgell (muerto en 1299), con las armas de los Urgell.

- El sepulcro de Àlvar I y su esposa Cecilia de Foix (muertos en 1268 y 1270, respectivamente), padres de Ermengol X. Este sepulcro ha sido identificado históricamente como el de Ermengol X y su esposa Dolça. Se trata de dos sarcófagos superpuestos, el de Álvaro con las armas de los Urgell y el de Cecília con los de Foix.

- Sepulcro de Ermengol X (muerto en 1314), la caja, en este caso no lleva los escudos de armas, si no un apostolado. Tradicionalmente se identifica este sepulcro como el de Ermengol VII (muerto en 1184), fundador del monasterio.

Sepulcro de Ermengol VII, o Ermengol X
Bellpuig de les Avellanes
Fotografía de Juli Vintró
Publicada por Gaietà Barraquer en
Las casas de religiosos en Cataluña durante el primer tercio del siglo XIX. Barcelona, 1906
Bellpuig de les Avellanes
El sepulcro en la su actual ubicación en
The Cloisters, Nueva York
Fotografía de Roy Arthur Blodgett, en Flickr
Bellpuig de les Avellanes
Estado actual de la hornacina
Santa Teresa de Balaguer
Detalle de la figura yacente
Fotografía: Arxiu del Monestir de Bellpuig de les Avellanes (AMBA)
Bellpuig de les Avellanes
El sepulcro de Àlvar de Urgell en su ubicación actual a
The Cloisters, Nova York
Fotografía de wallyg, en Flickr

En el Museu de Lleida Diocesà i Comarcal se conserva una imagen de piedra policromada de la Virgen con el Niño procedente del monasterio de Les Avellanes. Se trata de una obra atribuida a Bartomeu de Robió, artista documentado entre el 1360 y 1380 en la ciudad de Lleida donde trabajó en el retablo mayor de la Seu Vella, ahora conservado sólo en parte. La imagen de la Virgen salió del monasterio a raíz de la desamortización, de una manera análoga a lo que ocurrió con los sepulcros condales, fue vendida y fue a manos del coleccionista americano Charles Deering que en aquella época estaba afincado en Sitges. Por alguna razón afortunada esta es una de las piezas del coleccionista que no salieron del país y tras pasar por varias manos, en 1991 fue declarada Bien Cultural, quedando protegida. Finalmente, en 2011, la obra fue adquirida por la Generalitat de Cataluña y quedó depositada en el Museu de Lleida. La limpieza de la obra ha puesto de relieve la rica policromía de la imagen que luce una vestidura suntuosa.

Bellpuig de les Avellanes
Virgen de Bellpuig
Museu de Lleida Diocesà i Comarcal
Bellpuig de les Avellanes
Virgen de Bellpuig
Museu de Lleida Diocesà i Comarcal
Virgen
 

La iglesia monástica de las Avellanes tiene una puerta gótica encarada a occidente, abierta al crucero. Presenta una decoración sencilla con motivos vegetales y escudos.

Bellpuig de les Avellanes
Portal de la iglesia
Fotografía: Josep Salvany, 1918
Biblioteca de Catalunya. Fons Josep Salvany
Bellpuig de les Avellanes
Portal gótico de la iglesia
Bellpuig de les Avellanes Bellpuig de les Avellanes
Bellpuig de les Avellanes Bellpuig de les Avellanes Bellpuig de les Avellanes

Bellpuig de les Avellanes
La fuente en la su situación original
Fotografía: Josep Salvany, 1918
Biblioteca de Catalunya. Fons Josep Salvany

A levante del conjunto monástico se situaba un patio cerrado por un muro, ahora desaparecido. Adosada al muro se construyó una fuente, para conmemorar la traída de agua al establecimiento en época de Jaume Caresmar.

Bellpuig de les Avellanes
Estado actual de la fuente, desplazada del lugar original con el escudo del monasterio y un busto de Caresmar
Santa Teresa de Balaguer
El muro del patio en una fotografía del año 1921
Fotografía: Arxiu del Monestir de Bellpuig de les Avellanes (AMBA)

Santa Teresa de Balaguer
Cabecera de la iglesia tal como estaba en 1921
Fotografía: Arxiu del Monestir de Bellpuig de les Avellanes (AMBA)
Bellpuig de les Avellanes
Bóveda de la iglesia
Bellpuig de les Avellanes
Estado actual de la iglesia

Bellpuig de les Avellanes
Lavabo del refectorio
Bellpuig de les Avellanes
Escudo conmemorativo de la traída de agua al monasterio
Bellpuig de les Avellanes
Detalle de refectorio

Bellpuig de les Avellanes
Sepulcro en la capilla del Santíssim

Los abades de Santa Maria de Bellpuig de las Avellanes

Priores  
Joan de Organyà, fundador 1166-1171
Guillem 1172-1183
Bertran 1186-1194
   
Abades  
Ramon 1195-1202
Arnau de Mont 1203-1206
Guillem Garcia 1208-1218
Guillem   1218-1220
Guerau   1220-1229

Bernat de Sa Portella

1236-1238

Bernat de Narbona

1239-1242
Joan Cerdà 1243-1282
Pere

1282-1298

Bernat

1299-1310

Berenguer

1310-1320

Gallard 1320-1348
Berenguer de Cortà 1348
Joan de Andrest 1348-1385
Arnau de Melló 1395
Guillem 1396-1403
Guillem de Renau 1403
Guillem (?) 1425

Francesc

1438-1441
Arnau Roger de Pallars, bisbe de Urgell (1437-1461) 1445-1461
   
Abades comendatarios  
Francesc Blanc I 1479-1505
Mateu Fita 1505-1519
Guillem Ramon 1521-1522
Cebrià Benetti

1522-1523

Pere Calvó

1523-1524

Melcior de Sant Joan

1524-1527

Joan de Cardona, bisbe de Barcelona (1531-1546)

1527-1546

Tomàs Campaner 1547-1549
Francesc Blanc II 1551
Juan Castillo 1577
   
Abades y presidentes  
Antoni Gessé 1565-1581
Joan Gessé, presidente 1581-1582
Ignasi Gutiérrez 1582-1583
Guillem de Fragapar 1583-1588
Joan Gessé, segundo período 1588-1589
Pere Fontanella 1589-1604
Bernat Marsà 1605-1610
Miquel Claverol, presidente 1625-?
Joan Segon, presidente ?
Domènec Porquet, presidente

?-1660

Lleó Trilla 1660-1665

Dídac del Solà

1665-1669

Bartomeu Morelló

1669-1672

Pere de Sant Joan

1672-1675

Pere de Sant Joan, presidente

1675-1681

Josep Moga, presidente

1681-1684

Francesc Ginestà, presidente

1684-1687

   
Abades trienales
Francesc Ginestà

1687-1690

Benet Garret

1690-1693
Miquel Moles

1693-1696

Benet Garret, segundo período 1696-1703

Norbert Rocajulià

1703-1708
Agustí Bover 1708-1712
Jeroni Serrano 1712-1715
Agustí Bover, segundo período 1715-1718
Càndid Coromines 1718-1722
Agustí Bover, tercer período 1722-1725
Jeroni Serrano, segundo período

1725-1728

Daniel Finestres

1728-1733

Pere Joan Bover

1733-1736

Pere Trelles 1736-1739
Càndid Coromines, segundo período 1739-1742
Pere Joan Bover, segundo período

1742-1745

Antoni Trueta

1745-1748

Jeroni Comabella

1748-1751

Antoni Trueta, segundo período

1751-1754
Jaume Caresmar

1754-1757

Francesc Amell

1757-1760

Antoni Trueta, tercer período

1760-1763

Francesc Amell, segundo período

1763-1766

Jaume Caresmar, segundo período 1766-1769

Francesc Amell, tercer período

1769-1772

Antoni Trueta, cuarto período

1772-1774

Antoni Bellsolà

1774-1777

Francesc Amell, cuarto período

1777-1780
Antoni Bellsolà, segundo período

1780-1783

Josep Rei

1783-1786

Francesc Amell, quinto período

1786-1789

Jaume Pasqual 1789-1792

Jacint Martí

1792-1795

Josep Martí

1795-1798

Narcís Solà 1798-1801

Josep Martí, segundo período

1801-1804

Narcís Solà, segundo período

1804-1807

Jacint Martí, segundo período

1807-1810

Narcís Solà, presidente

1810-1811

Ramon Sabater, presidente

1811-1814

Jacint Martí, tercer período

1814-1817

Jacint Pantalocella 1817-1820
Ramon Sabater, presidente

1820-1824

Ramon Sabater, presidente 1824-1827
Ramon Sabater

1827-1828

Ignasi Ribot 1828-1831

Gaietà Roca

1831-1834
Ramon Sabater

1834-1835

Eduardo Corredera, Joan J. Moral. Catalunya romànica, vol. XVII la Noguera. Enciclopèdia Catalana. Barcelona, 1994

Bellpuig de les Avellanes
La iglesia monástica, con la hornacina de uno
de los sepulcros condales vacía
Fotografía: Josep Salvany, 1918
Biblioteca de Catalunya. Fons Josep Salvany
Bellpuig de les Avellanes
Clave de un portal con el escudo del monasterio y la fecha (1783)
Arriba, inscripción que identifica el monasterio

Bibliografía:
- Cayetano Barraquer. Las casas de religiosos en Cataluña durante el primer tercio del siglo XIX. Francisco J. - Altés. Barcelona, 1906
- Eduardo Corredera, Josep Giralt. Catalunya romànica, vol. XVII la Noguera. Enciclopèdia Catalana. Barcelona, 1994
- Eduardo Corredera. Santa Maria de Bellpuig de les Avellanes. Inst. de Germans Maristes de Catalunya. 1997
- Joan Albert Adell, Pere Freixas. L’art gòtic a Catalunya. Arquitectura I. Enciclopèdia Catalana. Barcelona, 2002
- Joan Jesús Moral Barrio. Santa Maria de Bellpuig de les Avellanes. Una història que es renova. Edilesa, Lleó, 2004
- Francesca Español. L’art gòtic a Catalunya. Escultura I. Enciclopèdia Catalana. Barcelona, 2007
- Gener Gonzalvo i Bou. Història del panteó dels comtes d'Urgell. Universitat de Lleida. Lleida, 2007
Enlace:
Monasterio de las Avellanes (página del monasterio)

Situación

El monasterio se encuentra junto a la carretera de Balaguer a Àger, a unos 14 km de la primera población


Monasterio de Les Avellanes

Baldiri B. - Mayo de 2013