Monasterios de
Catalunya

Capuchinos

Convento de los Capuchinos de Tarragona
< anterior Inicio Catalunya Tarragonès Tarragona siguiente >
català
buscador contacto facebook

Tarragonès

Los capuchinos llegaron a Tarragona gracias a la voluntad del obispo Joan Terés (1587-1603), que les cedió la iglesia de Sant Fructuós y también participó en los gastos para su adaptación como convento. Aquella antigua iglesia (ya se encuentra mencionada en el siglo XI) fue sede de una canónica por un corto espacio de tiempo y en el momento de la fundación era propiedad de la sede episcopal. La cesión de la iglesia se realizó en 1589 y, después de hacer algunas adaptaciones, ese mismo año llegaron los primeros capuchinos.

Caputxins de Tarragona
La iglesia de Sant Joan, en el antiguo convento suprimido el 1835


Como ocurría habitualmente en los conventos de esta orden, el edificio era de construcción muy simple y no reunía las condiciones necesarias, ya en 1617 y 1626 se vieron obligados a hacer obras de ampliación y mejora. Sin embargo, en el capítulo celebrado en 1639 se tomó la decisión de abandonar el convento y buscar un nuevo emplazamiento donde poder levantar una nueva casa de acuerdo con las exigencias de los tiempos. La nueva construcción no fue fácil, primero por la falta de autorización y después (en 1641) por la ocupación de la ciudad a causa de la guerra de los Segadores, que llevó la destrucción del convento viejo y también del poco que se había levantado del nuevo, cerca de la iglesia de Sant Miquel del Mar.


Caputxins de Tarragona
El convento de Tarragona en el mapa titulado
 Provincia Cataloniae cum confinijs (1649)
Institut Cartogràfic de Catalunya
 


A raíz de quedarse sin techo, la comunidad se cobijó de forma provisional en el Hospicio de Niños Huérfanos y luego en una casa particular. Después de muchos tropiezos, los capuchinos consiguieron edificar un convento provisional en el nuevo emplazamiento y en 1662 se pudieron trasladar ahí. Continuó el proceso constructivo del nuevo convento, y la nueva iglesia, que fue dedicada a san Fructuoso y santa Tecla, se inauguró en el año 1670.

Caputxins de Tarragona
El convento de Tarragona en la iglesia de Sant Miquel (núm. 19) en:
Vista de Tarragona, segons vingué publicada en `Atlante Español´ (any 1781)
Institut Cartogràfic de Catalunya

Caputxins de Tarragona
El convento de Tarragona en Plan de Tarragone (L. Calbet, 1643)
El primer convent ya abandonado y, debajo a la izquierda,
la iglesia de Sant Miquel, lugar del segundo establecimiento en la ciudad
Bibliothèque Nationale de France

Caputxins de Tarragona
Vista de Tarragona (Anthonis van den Wyngaerde, 1563)
En el extremo izquierdo la iglesia de Sant Miquel, donde el  1662 se trasladó la comunidad
Imagen de Wikimedia Commons


Debido a la ampliación del puerto, que tenía que llegar justo hasta el muro de cierre del convento capuchino, se causaron muchas molestias a los frailes, además del peligro que representaba la extracción de piedra, incluso en el mismo huerto del convento. Finalmente se ordenó el derribo del edificio (1800). En 1801 se instalaron de forma provisional en unos antiguos almacenes a la vez que se interesaban en levantar una nueva construcción en unos terrenos propiedad del señor de Castellarnau. Tras superar más obstáculos, en 1802 se puso la primera piedra del nuevo convento, dirigido por fray Jeroni de Vilabertran, y en 1805 ya se pudieron trasladar los frailes.

Caputxins de Tarragona
El tercer convento, donde ahora se encuentra la iglesia de Sant Joan
Plan des attaques de Tarragone assiégée & prise d'assaut le 28 juin 1811... (E. Collin, 1811)
Institut Cartogràfic de Catalunya

Caputxins de Tarragona
El tercer convento, donde ahora se encuentra la iglesia de Sant Joan
Plan de Tarragone
(E. de Cissey, 1834)
Bibliothèque Nationale de France


Durante la Guerra de la Independencia, el convento fue utilizado como hospital militar, hasta el 1809. En el mismo contexto, el lugar fue atacado en 1811 y resultó con daños. En cambio, y a diferencia con otros conventos, les afectó poco el Trienio Liberal, sólo vivió un episodio corto de exclaustración (en 1823). En 1835 los capuchinos se vieron obligados a abandonar el lugar debido a la desamortización y la iglesia quedó como parroquial bajo la advocación de Sant Joan.

La restauración de la vida capuchina en Tarragona se produjo en 1907, les fueron cedidos unos terrenos en la Rambla Nova mientras se alojaban de forma provisional en varios lugares de la ciudad. En 1929 comenzó la construcción del nuevo convento en la Rambla, que se pudo inaugurar parcialmente en 1931, estaba dedicado a San Antonio de Padua. La guerra civil truncó su actividad, el lugar fue incautado y la comunidad se dispersó al tiempo que supuso la muerte de algunos frailes. En 1939 regresaron y se edificó un nuevo convento sobre la inacabada construcción anterior donde mantuvieron una comunidad hasta el año 2007.

Caputxins de Tarragona
La iglesia de Sant Joan


Caputxins de Tarragona
El convento situado en Sant Joan

Caputxins de Tarragona
La iglesia de Sant Joan

Caputxins de Tarragona
Los capuchinos en la Rambla Nova


Bibliografía:
- CARDONA, Pere. El convent de frares menors caputxins a la ciutat de Tarragona (1589-1989). Aproximació històrica. Tarragona: Diputació de Tarragona, 1994
 

Situación:

Los capuchinos han tenido localizaciones distintas del convento de Tarragona:
1 - Iglesia de Sant Fructuós (desaparecida)
2 - Sant Miquel de Mar (desaparecida)
3 - Iglesia de Sant Joan
4 - Sant Antoni de Pàdua, en la Rambla Nova


Capuchinos de Tarragona

Baldiri B. - Abril de 2013